Cómo descongelar la leche materna: guía para padres primerizos

Cuando se trata de padres y madres primerizos, la lactancia es una etapa llena de desafíos y preguntas. Una de las más frecuentes es cómo descongelar la leche materna correctamente para que no pierda las importantísimas propiedades nutritivas que tiene para el bebé.

Por eso, en este post te lo contamos todo para que puedas descongelar la leche materna de forma segura, preservando todos sus nutrientes y beneficios.

Beneficios de la leche materna

La leche materna no solo proporciona todos los nutrientes que tu bebé necesita para crecer sano, ya que también contiene anticuerpos que ayudan a reforzar su sistema inmunológico, protegiéndolo así de posibles enfermedades. Además, favorece el desarrollo cognitivo y emocional del pequeño. En definitiva, amamantar es una de las mejores decisiones que puedes tomar para el bienestar de tu bebé.

Ventajas de congelar la leche materna

Congelar la leche materna tiene varias ventajas. Te permite tener una reserva lista para cuando no puedas amamantar directamente, o simplemente para que el papá también tenga la oportunidad de alimentar al bebé. Al mismo tiempo, es una manera de asegurarse de que el bebé tome siempre leche de excelente calidad nutricional.

Además, al congelarla, prolongas la vida útil de la leche, algo especialmente útil cuando produces más leche de la que tu bebé consume en el momento.

Formas de descongelar la leche materna

Existen diferentes métodos para descongelar la leche materna, y es importante hacerlo correctamente para mantener su calidad y seguridad.

Descongelar en frigorífico

Este es el método más recomendado. Para ello, coloca el recipiente o la bolsa de leche congelada en el frigorífico, preferiblemente en la parte posterior, donde la temperatura es más constante. Descongelar la leche en el frigorífico puede llevar entre 12 a 24 horas, así que es importante que lo planifiques todo con anticipación.

La leche descongelada en el frigorífico puede mantenerse en buenas condiciones hasta 24 horas.

Descongelar con agua templada

Si necesitas la leche más rápidamente, puedes descongelarla colocando el recipiente sellado en un bol con agua templada (no caliente). Asegúrate de cambiar el agua cada cierto tiempo para mantener una temperatura constante. Con este método, la leche estará descongelada en unos 20 minutos.

Nunca uses agua caliente ni microondas, ya que esto puede destruir nutrientes esenciales y crear puntos calientes que podrían quemar la boca del bebé.

Errores a la hora de descongelar la leche materna

Es importante evitar ciertos errores comunes al descongelar la leche materna:

  • No uses el microondas: como hemos dicho justo arriba, el microondas puede crear puntos calientes y destruir nutrientes importantes. Además, el calentamiento de la leche se hace de forma irregular.
  • No uses agua hirviendo: el agua hirviendo también puede degradar la calidad de la leche.
  • No vuelvas a congelar la leche descongelada: es muy importante no hacerlo, ya que esto puede aumentar el riesgo de contaminación bacteriana.

¿Cómo almacenar la leche descongelada?

Una vez descongelada, la leche materna debe almacenarse en el frigorífico en recipientes limpios, esterilizados y etiquetados con la fecha en que la has descongelado. Es muy importante que no vuelvas a congelar la leche que ya has descongelado.

¿Cuánto dura la leche materna en el frigorífico?

La leche materna fresca puede durar entre 3 a 5 días en el frigorífico si se almacena correctamente en un recipiente limpio y cerrado. La leche descongelada, como mencionamos, debe darse al bebé dentro de las 24 horas siguientes, así te asegurarás de que reciba todos los beneficios nutricionales sin riesgo de contaminación.

Cómo calentar la leche una vez descongelada

Para calentar la leche materna descongelada, evita el microondas y el agua hirviendo. En su lugar, coloca el recipiente con la leche en un bol con agua caliente del grifo (no hirviendo, pues el calor extremo hace que la leche pierda sus propiedades nutricionales). Remueve suavemente la leche para que el calor se distribuya de manera uniforme.

Otra técnica es usar un calentador de biberones que tenga control de temperatura. Asegúrate de comprobar la temperatura antes de alimentar a tu bebé, poniéndote unas gotas en el dorso de la mano: la leche debe estar templada, no caliente.

Uso del calentador de leche materna Baby Brezza

El calentador de leche materna Baby Brezza Safe + Smart es una excelente opción para calentar la leche materna descongelada o bien para descongelarla de manera segura y eficiente.

Este dispositivo, compatible con todo tipo y marcas de biberones, cuenta con dos modos de calentamiento: Steady Warm, que utiliza un baño maría para conservar los nutrientes de la leche materna, y Quick Warm, que usa calor de vapor para calentar rápidamente la leche de fórmula y alimentos para bebés.

Además, puedes controlar el calentador de forma remota mediante la app Baby Brezza en tu teléfono móvil, aunque siempre podrás confiar en su sistema de apagado automático para evitar calentar la leche en exceso.

Por todo ello, se trata de una herramienta cómoda, segura y eficiente para calentar la leche materna manteniendo todos los beneficios que tiene para tu bebé.

← Publicación más antigua